Banner Top 2

Banner Top 1

SEO de sombrero negro SEO de sombrero negro

Persecución de Algoritmos

Google+

¿Cómo trabaja un perseguidor de algoritmos?
Alguien que se precie de ser un perseguidor de algoritmos debe poseer algunas habilidades técnicas concretas relacionadas con lenguajes de programación (indización y ordenamiento de datos, análisis sintáctico de textos, compiladores, etc.) que le permitan llevar a cabo las el trabajo de ingeniería inversa.

Estas personas pasan bastante tiempo estudiando descripciones de patentes registradas por las compañías de búsqueda (como por ejemplo este esquema de priorización de entidades en un sistema de información geográfico distribuido patentado por Google hace un par de años) para entender como funcionan sus criterios de ordenamiento de datos.

Por último, existe toda una labor de ensayos empíricos, más o menos fiables, que pretenden contrastar la aplicación práctica de los elementos del código estudiado con la visibilidad de una o más páginas que se crean con estos propósitos.


¿De qué sirve la persecución algoritmos?
La respuesta dependerá de la persona a quien se le pregunte. Muchos la incluyen dentro del conjunto de prácticas cuestionables conocidas como SEO de sombrero negro (black-hat SEO), cuyo seguimiento puede ser, en el mediano plazo, más perjudiciales que beneficiosas. Gran parte de la comunidad SEO señala que la utilidad de perseguir algoritmos es escasa:

En primer lugar, cada buscador emplea algoritmos distintos para hallar y ordenar sus resultados. Los criterios de rankings empleados por las empresa son distintos entre sí por lo que ajustar la optimización de las páginas pensando en un único buscador pudiera afectar de forma nula o adversa los resultados en otros servicios.

Los algoritmos de búsqueda no son algo estático, por el contrario son modificados continuamente. Nada garantiza que las técnicas de optimización que se emplean en un momento determinado para mejorar la posición de las páginas no vayan a ser ignoradas o penalizadas en el futuro.

El hecho de que una empresa haya patentado un aspecto de su algoritmo de búsquedas no significa necesariamente que vaya a utilizarlo dentro de su negocio. Es probable, por ejemplo, que se patenten varios esquemas de posicionamiento tan solo para mantener a raya a firmas rivales.

Aún así, el estudio teórico de los algoritmos de búsqueda y el análisis de las técnicas de posicionamiento a lo largo del tiempo han brindado algunas claves acerca de cuáles son las mejores prácticas a la hora de obtener mejores puestos en las búsquedas, ayudando a explicar por qué algunas páginas aparecen en mejores puestos que otras.
Artículo extraído de http://claveorganizacional.com/blog/?p=25

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba